Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 julio 2009 1 13 /07 /julio /2009 01:33

(Publicado en la Revista Relaciones de marzo 2009)
El COLOR DE LA VIDA
Tal parece que es hora de prender una alarma por el color.

 Hace unos decenios se fundó el Grupo Argentino del Color. Hace unos años se fundó la Asociación Boliviana del Color. Hace unos meses se fundó la Asociación Chilena del Color. En muchos países hay asociaciones del color. En Uruguay aún no.
 Entre nosotros muchos piensan que el color es algo superficial, sin importancia. Un agregado accidental sobre la realidad sustancial. No solemos conceder al color la importancia que otros pueblos le dan, como los mexicanos, bolivianos y tantos otros.
 Pero hace mucho tiempo que en otros países se considera al color como algo muy vinculado a sobrevivir y prosperar. Y lo estudian minuciosamente, con serios encares, desde los más duramente científicos hasta los más creativamente artísticos.
Mientras nosotros dudamos sobre si el color es o no es importante, otros hacen investigaciones, sacan provecho y nos dejan muy atrás.

Es bastante revelador observar quienes investigan el color.
 Gran parte de las investigaciones más avanzadas sobre el sistema visual humano y animal se hace con fines militares. Dado su carácter reservado, no se sabe qué tan grande es esa parte. El objetivo sería simple: “Yo te veo, tú no me ves, fin de tu historia”.  Ver mejor es un modo muy eficaz de ganar guerras. El color sirve para distinguir mejor y más rápido los objetivos, que por algo les llaman blancos. Y, como continuación del mimetismo de los animales, conveniente para cazar y no ser cazado, el color también les sirve para camuflarse, para que los otros no lo vean. Por ello les es imprescindible estar un par de decenios adelantados sobre todas las investigaciones civiles. Y de su difusión. Lo suficiente para asegurarse que cualquier enemigo sepa menos que ellos de estos temas. Sería muy difícil calcular a cuantos, en la historia de la humanidad, por el color se les fue la vida.
 Quizá en nuestra vida cotidiana nos afectan más frecuentemente situaciones relacionadas con  los mercados. En ellos el tema color no es tan de vida o muerte. ¿O sí? ¿Los publicistas desprecian usar el color como arma? Todos sabemos que el color es parte de las estrategias comerciales. El objetivo sigue siendo simple: “Yo sé cómo usar los colores para vender, tu no lo sabes, fin de tu historia”. No es nada personal. Incontables particularidades y usos del color y de otras características de la percepción humana se investigan y se experimentan minuciosamente para su explotación comercial. Quien no sabe profundamente de estos temas puede convertirse en un competidor menos. Si hace sus envases sin saber los últimos descubrimientos sobre los colores, puede perder ventas.  Si quiere producir pero no logra vender quizá sea porque tus envases y propagandas no atraen con sus colores. Conviene saber qué color conviene en cada caso.
La lista de usos comerciales del color es interminable. Miles de millones de euros se gastan en colorear los envases y las mercaderías en casi todo el mundo. ¿Será un derroche innecesario del vendedor? ¿Por qué se gastaría tanta tinta de colores si el color comercial no fuese efectivo? ¿Es que la mercadería se hace para seres abstractos, o se hace para seres humanos? Los seres humanos, normalmente, consideran al color como algo que está muy relacionado con la esencia de lo que compran, lo esté o no lo esté. El color es un vendedor silencioso. Si nos dejan fuera de competencia, y no podemos vender nuestra producción para comprar lo que necesitamos para vivir, y algunos de nosotros no sobrevive, ¿es menos muerte que en la guerra? Es claro que es diferente. Causa y efecto no salen en al misma foto.  En los lugares desarrollados puede quedar una empresa fuera de mercado en una mercadería, pero suele aprender y regresa con mejor presentación de la misma mercadería. Suele ser un daño recuperable. Pero ¿Cómo podrían hacer los habitantes de un lugar que esté alejado de toda fuente de información e investigación? Puede que no tengan modo de saber por donde les viene el hambre, tan callando.
 Pero el color no sólo está en la competencia comercial. El color está en la producción misma. ¿Cómo saber si el grano almacenado está por podrirse? Por el color. ¿Cómo saber si es hora de cosechar? Por el color. ¿Cómo saber si el maíz está bien cocido? Por el color. ¿Cómo saber si el templado del acero está pronto? Por el color. ¿Cómo saber si un ladrillo es fuerte? Por el color. ¿Cómo saber la calidad de la fruta? Por el color. Hay miles de utilidades del color productivo que son investigadas. Y día a día aparecen nuevos descubrimientos. El color es de uso tan común que podemos llegar a creer que ya sabemos de él todo lo que hay que saber. Pero esa creencia es totalmente falsa. El color atraviesa todas las profesiones dando indicios, a veces certeros, a veces erróneos, de la supuesta esencia de las cosas, pero si invertimos poco en estudiarlo, poco vamos a saber cómo.
 Más de 3000 colorantes de alimentos están registrados sólo en Argentina. Hasta la carne se colorea para que luzca más jugosa. Los que exigen más colorido en las comidas son los niños. Hay comestibles fluorescentes. Muchos colorantes actuales NO son buenos para la salud. Suelen usarse sin suficiente tiempo de experimentación y de ensayo. El alimento coloreado artificialmente se vende más y mejor. Esto es lo que está sucediendo masivamente desde hace decenios, aunque nos cueste creerlo. No es un accidente aislado. No es una situación marginal, sin importancia. El color artificialmente agregado ya está en casi toda nuestra comida. Ya vimos que, en países lejanos, hasta la leche es adulterada con sustancias mortales. Una parte muy importante de la producción nacional se basa en que la leche sea blanca. Sin entrar a preguntar al lector si alguna vez en su vida tomó leche de vaca recién ordeñada, mayonesa hecha en casa, vino de sólo uvas. Parecería conveniente investigar más los colores alimenticios, los que nos ponen en la comida.
La industria del mundo tiene un pilar muy bien asentado en el color. No en vano la industria alemana comenzó por los colorantes. No en vano la Química tiene su origen en los esfuerzos de colorear mejor y más barato.
 Uruguay podría vender más cueros y más caros si pudiésemos tener mejor control de colores para sus texturas más complejas. Esos son los cueros más codiciados y mejor pagados: los que son un tanto irregulares, no los que parecen de plástico. La medición de los colores es toda una rama de la ciencia y los fabricantes pagan muy bien por ella. Pero las más tecnificadas mediciones fallan porque detrás de ellas no hay un buen conocimiento de cómo vemos los humanos un cuero de textura compleja. La producción se enlaza con la investigación científica. Toda nuestra vida se enlaza con la investigación de fondo. Si sólo los uruguayos supiesen cómo hacer más eficaces mediciones del color complejo del cuero, entraría más dinero al país, y quizá los uruguayos fuésemos unos cuantos más, sin necesidad de emigrar.
 Desde satélites, mediante los colores del suelo, empresas y militares del otro lado del mundo saben qué riqueza mineral hay bajo el patio de nuestra casa. O bajo nuestros campos. Y en el momento que vengan a comprarlos difícilmente nos digan porqué lo quieren.
 Hay personas con discapacidades para ver el color. Si no las reconocemos podemos estarlas discriminando sin darnos cuenta.  Si una persona no ve el rojo, pero en cada semáforo siempre es el de abajo, no hay mucho problema, cuando se enciende el de abajo se detiene. Pero si le avisan que corte el cable rojo de la bomba que tiene entre manos, es el fin de su historia. Es conveniente complementar las señales en color con otros tipos de señales.
También otros tipos de señales suelen complementarse con el color. Los científicos y los técnicos hace tiempo usan el llamado “falso color”, con el que tiñen los gráficos, cuyas variables, de color no tienen nada. Y eso ayuda enormemente a detectar situaciones y leyes. Hay mil usos del color para describir variaciones que, en su origen, no son de color. En la física nuclear se usa la palabra color para algo que no lo es. En música ahora se usa el color para representar sonidos. Es posible que en la escritura de la música muy pronto se abandone el pentagrama y, mediante computadoras, apele a otros modos de notación, incluyendo el color. Ya hay músicos que hablan de “un poco más de amarillo en ese acorde”. 
 Pero dejemos las aplicaciones prácticas del color comercial, industrial y de seguridad. Hablemos del color urbano, del color social. Resulta que en muchas ciudades del mundo se hacen análisis del color de la ciudad, edificio por edificio, cuadra por cuadra, barrio por barrio, y así de urbes enteras. Y se encuentran sorpresas. El color urbano resulta más relacionado de lo que se creía con el funcionamiento concreto de la urbe. Y entonces se puede iniciar la recuperación social de un barrio usando pinturas de color. Y el color, algo considerado tan superficial, resulta que cambia el sentido profundamente humano del barrio, y puede hacer que funcione mejor, que sirva para vivir mejor en muchos sentidos, no sólo en el estético. Tras el color se esconden otros aspectos esenciales de la vida ciudadana. Experiencias en muchos lugares del mundo se están afinando y dan grandes resultados, a muy bajo costo. Complejas operaciones urbanas comienzan por el color y ello les abre el camino para seguir por otros aspectos de la vida local. Los vecinos sienten la identidad comunal de su ámbito y desarrollan su apreciación del color. El color resulta ser algo más importante en nuestra vida ciudadana que… lo que parecía.
 En la enseñanza del color han surgido novedades radicales. La fineza en la apreciación de las leves diferencias entre tonos de color se construye orgánicamente en un período crucial de la infancia (quizá de los 6 meses a los 8 años). Si el niño vive en una ciudad rica en azules, probablemente para toda su vida distinguirá más variedad de tonos azules. Si su ciudad es gris, probablemente distinguirá más variedad de grises y quizá poca variedad  azules. Para toda la vida. Los edificios de Montevideo se hicieron grises en épocas en que las revistas de arquitectura que nos llegaban eran blanco y negro, y así resulta muy probable que muchos adultos actuales, que fueron niños en una ciudad gris, gusten de los grises. Hasta los ómnibus serán grises. Las túnicas blancas. Y los zorros se camuflarán de gris.
Nuestro paisaje rural es, y ha sido siempre, en colores. Un buen botánico puede distinguir de qué especie es un árbol a kilómetros de distancia, según su color estacional. En España se ha estudiado el color de su paisaje y se ha llegado a conclusiones que permiten saber qué especies vegetales plantar, según sus colores, para mejorar su estética. Lo cual puede ayudar a cambiar el paisaje para que sea más atractivo. Lo cual puede ayudar a traer millones de turistas. Si queremos turismo, debemos saber del color.
Conocemos el alejamiento y otros rasgos de los astros por su espectro de color.
Se puede hablar del hablar de los colores. ¿Qué es un color en las palabras, y qué es un color en las sinapsis? ¿Cómo filtramos y compensamos  los colores? ¿Cómo procesamos los colores con nuestras capacidades oculares y neuronales? ¿Cuántas causas objetivas del color se han descubierto? ¿Qué tanto nos dicen los colores, de la realidad atendida? ¿Qué pistas nos dan los colores para una nueva teoría del conocimiento? La investigación de los colores está afectando las bases mismas de nuestra concepción de la realidad.

 Estas asociaciones, grupos, instituciones, organizaciones (si bien no suelen gubernamentales, las universidades suelen dar fuerte apoyo a las instituciones de estudio del color), son amplias, pluri-disciplinarias. Incluyen a toda la variedad de los que trabajan con el color. Científicos, artistas, biólogos, sociólogos, publicitarios, medidores, técnicos, pintores, acuarelistas, vitralistas, dibujantes, oftalmólogos, decoradores, tintoreros, filósofos, arquitectos, urbanistas, planificadores, vidrieros, industriales, comerciantes, diseñadores, y muchos otros.  Es decir, todos los que, con espíritu abierto al conocimiento bien fundado, quieren saber más del color.
En otros países las asociaciones del color son muy activas, tienen sus cursos propios, organizan congresos con cientos de ponencias al más alto nivel, hacen publicaciones de primera línea, orientan la enseñanza del color, investigan, favorecen las investigaciones, son foros donde se dialoga del color, de la cesía, de la forma. Como si fuesen mares territoriales en los cuales la ciencia y el arte del color pueden alimentarse y desarrollarse. Estas agrupaciones se integran en la Asociación Internación del Color (AIC), organismo mundial de investigación y establecimiento de criterios generales.

 En la población, y aún entre los especialistas, subsisten teorías del color sin mucha base científica. O con una base que hace decenios se ha demostrado que no es totalmente correcta. La investigación del color no ha terminado. Aunque solemos creer que estamos al fin de la historia de todo lo que se puede saber sobre el color, cuando se investiga duro, sin prejuicios, pronto se nota que no estamos más que en los primeros balbuceos. Aquí, y en otros países, hay bibliotecas muy respetables que sólo disponen de libros con información obsoleta sobre el color, desconociendo los descubrimientos biológicos, neuronales y de comunicación, que atropelladamente están emergiendo, sobretodo en los últimos cuatro decenios. A muchas bibliotecas les llega tarde, mal o nunca la mayor parte de los mejores estudios sobre el color. A veces, ni siquiera tienen el mejor libro del mejor autor de cada época. Nuestros jóvenes pueden estar estudiando libros atrasados que les inculcan mitos sobre el color. Un día van a enseñar lo que no es cierto. Quizá en la enseñanza del color estemos más de medio siglo atrasados.
            Arq. Dardo Bardier
       
dbardier@adinet.com.uy
 
…………………………………………………………………. 
(Apartado 1):
…………………………………………………………………..
Para apreciar el explosivo desarrollo del estudio del color, puede convenir revisar los temas de los trabajos de investigación presentados recientemente en algunos congresos, jornadas y seminarios, tales como Argencolor 2008 en Santa Fe y Luxamérica  2006 en Montevideo:
Sobre el color, como tema científico, se realizaron exposiciones sobre temas tales como: *Medición y percepción visual del color. *Comparativa y medición del color de monitores. *Rupturas de simetrías debidas al color. *Período crucial de sensibilización humana a las diferencias entre tonos. *Alteraciones de la visión cromática. *Adecuación de colores en los diseños gráficos y de objetos para destinatarios discromatópsicos (que son ciegos a uno o más colores). *Color y disciplinas: razón, emoción y sentido. *Reconocimiento de patrones coloreados simétricos y asimétricos. *Posibilidad de daño retinial causado por lámparas fluorescentes y diodos emisores de luz. *Iluminación natural crepuscular. *Efectos biológicos no visuales de la luz. *El color y la oftalmología actual. *Nuevas formas de clasificar la apariencia visual. *Cambio periódico del color en reacciones químicas oscilantes. *Comparación de color en la industria. *Luz inteligente.
El color en los alimentos: *Cambios en las propiedades ópticas de las frutas. *El índice de color como medida de calidad de alimentos. *Influencia de aspectos estructurales sobre la percepción del color y la apariencia de copos de maíz. *El color como índice del estado de la conservación de las semillas. *Caracterización colorimétrica de granos de mostaza blanca. *Cinética del color en lácteos. *Detección de materia extraña en el tabaco.
El color y la enseñanza: *El concepto de lectura en la enseñanza del color. *Influencia del color en la memoria de los niños. *Sensibilización crucial a los colores. *La enseñanza de la cesía en el contexto de la industria automotriz. *Propuesta para la enseñanza del significado del color. *Proyecto “Arte en juego-la danza del color”. *Analogías, estímulos auditivos e imágenes gráficas en color. *Práctica de la mezcla de colores en la enseñanza de fotografía. *Diseñando la enseñanza del color en Chile. *Desarrollo de un proyecto de integración social por medio de la experimentación color. *El lenguaje del color y su manipulación en las composiciones morfológicas. *Bebidas y envases: enseñanza del color por superposición. *El uso del color en locales escolares. *La puesta a punto del espectro-foto-colorímetro como recurso didáctico. *Cambios de color por tecnologías emergentes. *Iluminación en escuelas brasileras.
El color en el diseño: *Envases y etiquetado de productos alimenticios. *Retórica del color en el objeto de diseño industrial. *Influencia del color en el diseño lúdico-didáctico. *El lenguaje del color en la significación del diseño gráfico. *Estrategias cromáticas en envases de productos alimenticios. *Los signos cromáticos y sus estrategias. *Análisis semiótico de la gráfica de productos alimenticios. *Trasgresión versus tradición: el color como elemento diferenciador en envases. *Influencia del color y el movimiento en la lectura de las páginas web. *El color en el cyber, paleta de una representación de la tecnología. *Criterios para la selección y aplicación de color en el diseño de las páginas web. *Marca de municipio, imagen de la ciudad: variaciones del color. *Cambios de color en los sintagmas visuales. *Cromatipo, abstracción verbo-cromática en la identidad visual. *Iluminación y accidentes. *Semáforos LED en Brasil.
El color en la arquitectura y urbanismo: *Emergentes cromáticos de un pueblo. *El color en la vivienda social. *Una experiencia de enseñanza de color urbano. *El color como variable en la gestión de los espacios urbanos. *El lenguaje del color en la condición urbana. *El color en la construcción de la imagen urbana. *El vitral, luz y color en los espacios contemporáneos. *Percepción significativa del color del paisaje. *El color como agente fenomenológico, análisis de sus problemas fisiológicos y psicológicos. *Natural y artificial, significaciones de los colores en la ciudad. *El valor patrimonial de la estructura cromática del paisaje urbano. *Color ambiental del paisaje rural de Córdoba. *El color ambiental de Tucumán. *El color en la recreación nocturna. *Elección del color en mezclas de cemento pórtland. *Registro cromático de la ciudad de Valparaíso. *El color como atributo de la forma arquitectónica. *Reconstrucción cromática de un barrio. *Arte público, el color en el espacio urbano. *Factor de visión del cielo urbano. *Polución luminosa rural.
*El color en arte y cultura: *El color y el transcurso del tiempo en la pintura. *El rol del color en la representación de lo irreal. *El rol del color en la alerta, la memoria y el tiempo de reconocimiento visual.*Los colores en la guerra: Iraq ojo por ojo. *El rol del color en la imagen corporativa. *Colores del novecientos. *El color en la cultura de los inmigrantes. *Ética del uso de los colores. *El uso expresivo del color en el cine. *Tableros cromáticos. *Ecología y color en la obra de Hundervasser. *Color y sonido. *Hacia una cesía virtual. *El color en la restauración de pinturas murales. *El color en la señalética. *Colores y accidentes de tránsito. *Contaminación lumínica.
Y así sigue.
……………………………………………………………………………
(Apartado 2):
……………………………………………………………………………
Inédito encuentro de más de 300 chilenos por el color en Valdivia
Se constituyó  la Asociación Chilena del Color.
En la ciudad de Valdivia durante los días 25 y 26 de septiembre  se ha realizado, en la Universidad Austral de Chile y organizado por el Instituto de Arquitectura y Urbanismo, el primer Seminario de Color,  que convocó ampliamente a arqueólogos, artistas, arquitectos, diseñadores, físicos, docentes, empresarios y estudiantes  provenientes de distintos puntos del país y del extranjero. El destacado físico, Dr.  Willy Gerber,  se refirió al fenómeno visual  señalando que  "nuestros ojos, más que ver la realidad, son herramientas para comprender nuestro medio y sin su filtro, ésta realidad sería mucho más triste".
Entre los panelistas se contó con la participación de Eduardo Vilches,  maestro del color de muchas generaciones de estudiantes de las artes en Chile, y Francisco Méndez, artista y teórico del color, ambos con más de 50 años de experiencia. También los arquitectos Humberto Eliash y Roberto Martínez, expusieron los resultados de integrar el color a sus obras,
Con  la participación del Presidente de la Asociación Internacional del Color (AIC),  José Luis Caivano, se dio inicio a la constitución de la Asociación Chilena del Color, que persigue sumar a todos quienes vean en el color posibilidades de investigación, creación y desarrollo. Elisa Cordero, organizadora de este evento, señaló: "Este es un momento histórico del color en Chile, durante este seminario se han creado las redes que en adelante nos permitirán como asociación, relacionarnos con grupos de color en otros países".
…………………………………………… 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dardo.Bardier
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces